La Cristiandad y el tiempo social

El tiempo social es sin duda uno de los temas filosóficos -y en términos históricogeográficos- más importantes del Siglo XXI. Cuyas consecuencias práctico-políticas han despertado el interés de la sociedad, en todos los campos de la vida cotidiana (militar, civil y burocrática). Tanto en el mundo moral en sentido teológico (feligreses) como en los sectores más radicales del racionalismo empírico (Ciencias). Pero la idea que tenemos de ella, comenzó en la entidad geográfica a la que hoy conocemos como Europa (cuya existencia está siempre en disputa) y debido a que se expandió desde los confines de las mazmorras romanas hasta lo profundo de las Casas Señoriales de las plantaciones, minas y campos de América, África, Australia y algunas partes de Asia. Nos obliga a insistir en que Europa no colonizo todo el mundo. Aunque su nivel de incluencia logró la homologación del tiempo a su su tiempo social.

Imagen relacionada

(no hay representación correcta, siempre son aproximaciones)

Sino sólo una gran parte de ella, principalmente las regiones centrales de Asia fueron prácticamente inaccesibles hasta el siglo XX. No es posible englobar por igual sus etapas, pues podríamos cometer el error de pensar que al ser representadas por la historiografía como Alta Edad Media, etc., ocurrieron en el mundo entero. Cuando en realidad la historia como historia universal es un resultado.

El historiador Jaques LeGoff nos sugiere por ende utilizar el término de Cristiandad (LeGoff, 2003), para referirnos más a la serie de creencias asociadas a la estructura política de los mitos y no a la estructura religiosa interna. Así, la Cristiandad es un concepto cuyo desarrollo comienza en lo que hoy es una porción de Europa. Pues corresponde al momento en que el Imperio Carolingio (Siglo VII al IX). Aquello que sucedió a la caída del Imperio Romano de Occidente hacia el año 530 d.c de acuerdo al calendario occidental de la “Mondernidad Capitalista” (El último lugar del mundo en que se adoptó el Calendario Gergoriano fue la República de China -que sólo existió entre 10,1912 y 10,1949-, quien lo adoptó en 10,1912) o al año 10,530 de acuerdo al calendario que propone el Humanismo, si consideramos como punto cero la sedentarización y desprimaterización del ser humano. Antes y después de las identidades culturales que nos ayudan a entender los procesos de la historia siempre anclados a una tradición cultural determinada que se produjo a sí misma en cuanto universal, por lo que añadir 10 mil años al calendario gregoríano nos ayuda a anclar el tiempo al pasado animal de la humanidad y al mismo timpo, eliminar la necesidad aritmética de lo negativo y su salida mítica. Que tarde o temprano nos arrastra al creacionismo judeocristiano, por lo que para ir más allá de la lógica de organización temporal del mundo “Moderno Capitalista” es preciso dejar de pensar que el mundo tiene apenas poco más de 2000 años.

Aunque podría pareser que olviendo al tema, no debemos perder de vista que en ese sentido la Cristiandad es una Cosmovisión que se hizo mundo, pero que entre el Siglo IX y el XIV puede pensarse como el desarrollo de la Alta Cristiandad en algunas partes de lo que hoy es Europa. Fueron pues en gran medida los Juedeo-Cristianos quienes hicieron frente a los Arabo-Semitas desarrollando la maquinaría de reconversión colonial y de los primeros desarrollos del trabajo forzado modernos y los momentos genéticos de la aqruitectura colonial e incluso de la insdutrialización capitalista poco antes del Siglo XVI a lo largo de la Península Ibérica, tras la Reconquista de Al-Andalus.

Imagen relacionada

A la que sugerimos una división espacial y temporal distinta a razón de incorporarla al proceso de Invención de América (Edmundo O’Goman), respetando sin embargo el término de Antigüedad grecolatina tardía, hasta la Crisis del Siglo III. A partir del cual emerge la Alta Cristiandad que comprende los territorios del antiguo Imperio Romano de Occidente y que se extiende a finales de la Baja Cristiandad en 10,1507, momento en que se hace consciente de la existencia de un nuevo continente para su cosmovisión de ascendencia Greco-Latina y Arabo-Semita presente en sus textos canónicos. La Alta Cristiandad (Fig. 1) es el periodo en que se constituyeron las instituciones sociales que aún hoy, debido a la Expansión colonial del Cristianismo son las bases de nuestras concepciones y convenciones sociales (sobre todo en América Latina).  Particularmente, de la más importante de todas: El tiempo y el espacio sociales. Y todo comenzó en ese pequeño espacio, por lo que estudiarlo es siempre importante en el presente. Aunque como puede percatarte, no siempre nos enfocamos en el norte de África, y olvidamos que la esencia del “Eurocentrismo” llace oculta entre los Siglos XI al XV en esa pequeña mancha roja opuesta al gris que produce lo desconocido de la Otredad.

(Fig. 1)

¿Que opinas?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.