#WomensMarch: ¿Por qué abrazarla es una necesidad política mundial?

womens-march-on-wash-logo-1170x635

El día de ayer (22/01/17) se volvió viral la #WomensMarch que no sólo articuló a los Estados Unidos (Chicago, Washington, Los Angeles, San Francisco, etc.) -con estimaciones de hasta 2.9 millones de manifestantes, que se dice poco, pero que han sido las manifestaciones más grandes de la historia del país- sino que se volvió un movimiento político que se replicó en las ciudades anglosajonas más importantes del mundo de Londres a Sidney. Así como en puntos políticamente importantes como lo son París, Nueva Delhi, Buenos Aires o Barcelona, todos ellos referentes culturales de nuestra sociedad cada vez más intercomunicada. ¿Cuál fue el detonante? ¡La presidencia de Donald Trump!

womensmarchinbarcelonaslwhaijg9-ol.

Ahora bien, si esas son las razones aparentes habríamos de profundizar en un sentido particular hacia la discusión de fondo: Trump representa la contradicción profunda del capitalismo, que como sabemos gracias a Eric Williams, articula de igual manera al machismo y el racismo para poder sobrevivir, pues ambas son, en la lectura de Williams constitutivas del ser del Modo de Producción Capitalista, para apostar a la precisión que nos da el nombrarla junto a Karl Marx. En ese sentido se nos exige no leer esas discusiones como si se tratase de un movimiento liberal en un sentido superficial. Pues habríamos de distinguir entre el liberalismo político y el liberalismo económico:

a) El primero, fundamento del capitalismo, que nace con la necesidad de las revoluciones burguesas del siglo XVIII y XIX. Frente a la primera posición encontramos dos grandes vertientes que se piensan radicalmente opuestas, aún si en el fondo comparte posiciones fundamentales: el neoliberalismo y el anarquismo. Una discusión que por ahora sólo dejaremos indicada pues no nos toca resolverla aquí, a razónd e que ambas reconstituyeron el discurso sobre la libertad individual del liberalismo político, pero una rearticulada hacia la libertad individual empresarial desligada del Estado y la otra hacia una libertad individual de asociarse libremente sin intervención del Estado.

Ambas, teniendo como límite no comprender la escisión de lo que significa el Estado moderno, ambas sin atender de fondo la discusión que plantea Hegel en la Filosofía del Derecho, una discusión que Marx resolvió únicamente al plantear el comunismo, en sentido absoluto, para reconciliar al individuo (propietario privado) con la comunidad (el Estado), y superar así el problema que el liberalismo económico no pudo resolver.  Dado que Marx espeta a Hegel que el motivo del desprendimiento del Estado del individuo no yace en el Estado en sí, sino en la posibilidad de re-articularlo, por vía del mercado. Pues Marx insiste, es el “dinero” quien realmente es controla el hacer del Estado, pues en el Estado el individuo no se diluye a razón de la comunidad.

Lo que dicho en términos zapatistas, no hay un mandar obedeciendo porque el egoísmo que posibilita el mercado, hace que cada quien vele por sus propios intereses y no los de la comunidad. Para ello hay que abolir el dinero, no obstante, eso no es nada fácil, pues eso supondría, encontrar un medio para articular todas las capacidades de todos y cada uno de los individuos con todas las necesidades de todos y cada uno de los mismos.Es decir, construir una autonomía que se oponga al capitalismo, y las bases ya están dadas, ¿qué puede superar al dinero como relación social? ¡Internet! ¡Apostar a la autogestion mundial! La cual ya está teóricamente resulta, y por ende, no hay más que hacer que llevarla a la práctica, ¡he ahí el verdadero problema!

Pues eso nos lleva al segundo tipo de liberalismo emanado de la revolución francesa, un liberalismo político. Una discusión que no se ha dado del todo pero que nos muestra lo que estamos viviendo ahora, la exigencia Hegeliana emanada de la revolución haitina (1804). La reconciliación absoluta entre el señor y el siervo como condición para La Ciencia, que no es sino el hacernos a nosotros mismos -idea que en Marx se convierte en la praxis revolucionaria y tomar los medios de producción (entendiendo por medios de producción todo lo que nos hace ser seres humanos: producir y significar)-, pero esa exigencia en la práctica se vuelve sumamente compleja pues nos exige reconciliarnos con los pueblos indígenas y con las mal llamadas minorías, nos exige, pa’ pronto, como decimos en México, una reconciliación entre todas y cada una de las culturas del mundo, así como el reconciliarnos con la naturaleza y con todos y cada uno de nosotros mismos. Pues puso de forma brillante todas y cada una de las coordenadas de nuestra crisis civilizatoria.

Por eso es que lo que ocurrió en Estados Unidos, que además tuvo un eco mundial, y que alcanzó su más profundo y trascendental sentido en Angela Davis, -una de las voces aún vivas de las Panteras Negras quien en el fondo recupera esa profunda discusión del Marxismo Negro (Black Marxism) en: “Mujeres, raza y clase”, qué ha sido reactualizado en su discurso de ayer (22/01/17)-, lo que se vuelve portentosamente espectacular pues apunta a la reconciliación absoluta en todas y cada una de las coordenadas que hemos planteado, pero a través de una vía democrática, debido a que en el fondo sabemos que no tenemos las condiciones para superar el capitalismo de otra manera, pues en el fondo la democracia, con todo y la poca que nos queda, es la voz de la comunidad. Pero no habría que caer en la ingenuidad de lo que implican las instituciones del Estado, que no son sólo edificios, sino un método de control político y social a escala mundial que es capas de simplemente reproducir una matanza como las que hemos vivido tantas veces en Nuestra América.

21-princess-leia.w529.h529.JPG

Algo que en alguna medida, y eso es en el fondo lo que nos debe importar más, la posible candidatura del CNI, nos ha dado la oportunidad de vivir en México, y de replicar en Estados Unidos, quizá, sólo quizá, volverla por fin, una revolución mundial. Algo que en el fondo, depende de todas y cada una de nosotras.

Advertisements

¿Que opinas?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.