Cuestiones críticas sobre esbozos reflexivos. A propósito del revisionismo.

En estos días ha estado circulando por las redes una discusión en torno a la obra “El Capital en el siglo XXI” de Thomas Piketti, un destacado economista Francés del mainstreameconomics desde la cual han comenzado a surgir una gran cantidad de críticas, sin embargo, desde la geografía ha sido el marxista inglés David Harvey el único que ha tratado de desarmar los argumentos de este economista francés, sin embargo, recientemente leía una crítica de que se realizo a David Harvey a propósito de su crítica, razón por la cual pienso es necesario abordar la discusión, así mismo, esto sirva de entrada para darle nueva vida a éste olvidado blog en el que inicié mi camino como geógrafo. Un espacio –en sentido metafórico- en el que la tinta debe correr sin la interferencia del miedo ni de la desilusión posmoderna, incluso si su nombre evoca ese camino.

El artículo en cuestión lleva por título “La falta de contexto de Harvey al criticar a Piketty”, el cual comienza su análisis a través de una premisa: “Para los latinoamericanos, la posición política de los geógrafos más conocidos es pro-socialista”. En esencia, el autor intenta mostrar que esa premisa es una condicionante que debiese ser aceptada por todo aquel que la lea, sin embargo, habría que desentrañar el sentido lógico de esa enunciación –pues él demanda rigurosidad y es lo que trataremos de-mostrar en esta exposición- para saber si es no una premisa válida para el desarrollo de nuestra exposición crítica, pues contrario a su método de exposición nosotros no la asumiremos como tal sin cuestionarla.

La premisa consta de tres momentos argumentales: El primero asume que existe una unidad en el hecho de ser latinoamericano aparejada al reconocimiento de una correspondencia entre los dos momentos argumentales consecutivos, el segundo se desprendería del cumplimiento de ese primer momento, de donde se desprendería la dificultad de definir cuáles son los geógrafos más conocidos como condición de posibilidad para que el siguiente y último momento argumental tenga sentido, el cual consiste en una correspondencia entre el hecho de “ser un geógrafo conocido” y el de “ser pro-socialista”.

Debido a la complejidad del desdoble teórico de definir el hecho de ser latinoamericano y de realizar una correspondencia argumental con los dos momentos argumentales consecutivos, se procederá al análisis de los dos momentos siguientes, es decir, se realizará parcialmente el desdoble de éste primer punto. El segundo momento consistiría en definir cuáles son “los geógrafos más conocidos”, por lo cual se recurrió a la lista de geógrafos galardonados Prix International de Géographie Vautrin Lud. Una vez definidos los geógrafos del conjunto “los más conocidos” se debe proceder entonces al análisis de la premisa la cual sólo consistiría en el hecho de que todos los geógrafos del conjunto “los más conocidos” deben corresponder a su caracterización “ser pro-socialistas” y en la lista aparecen los nombres de Heinz Wanner, Denise Pumain, Philippe Pinchemel y Yi-Fu Tuan, es evidente que no existe una correspondencia entre el sujeto y el argumento, por lo tanto, la premisa no se cumple para el segundo y tercer momento argumental. Es decir, no todos los geógrafos más conocidos son pro-socialistas. Por lo cual, la premisa desde la que se desprende la crítica no puede ser considerada como tal, lo que pone en entredicho todo lo que desde ella se construya. Sin embargo, debido a que la forma es contenido, no podemos quedarnos tan sólo con la base de su argumentación, por ello se procederá más allá de la premisa no cumplida, teniendo en mente que la premisa en la que se sustenta la crítica no es válida, algo que fue demostrado lógicamente y no mediante un juicio de valor como él autor señaló como condicionante de la crítica, así que en sus términos el argumento no se sustenta.

Ahora bien, una vez superada la visión estrecha de lo que es una crítica y demostrado lógicamente que la argumentación “lógica y rigurosa” de que el autor presume no se sustenta es hora de proceder de la forma en la que quien escribe se siente más cómodo, pues, se hace incapíe que al demostrar las limitaciones lógicas de esa crítica se considera innecesario proseguir un análisis lógico en una argumentación que no cumple con los requisitos necesarios para ello.

El escrito, que en lo sucesivo no podemos calificar de artículo, continúa intentando con dificultad desdoblar su argumentación en dos, la primera en tanto a –en palabras del autor del texto- “La falta de rigurosidad de estos autores –tema en el que no ahondaré en esta ocasión [nos aclara]-”. Y la segunda como una problematización esquemática: “El seguidismo y aceptación de sus planteamientos por la comunidad geográfica. ¿Quién critica a los “geógrafos críticos”?”.

Debido a que se ha demostrado la incapacidad del autor para definir lo que es o no una argumentación rigurosa -lo cual es un hecho y no un juicio de valor- no pueden ser tomadas como certeras las aseveraciones que emitan un juicio en torno al rigor conceptual. Ahora bien, en un segundo momento el planteamiento que el autor logra desdoblar es el hecho de que existe un “seguidismo” – no nos meteremos en la crítica del uso del lenguaje, pues ello rebaza la intención del análisis del texto en cuestión- y “aceptación” de la comunidad geográfica. Lo cual demuestra de forma inmediata la incapacidad real de seguir el análisis de esa premisa puesto que implicaría el hecho de tener un conocimiento sistemático de el por qué se suscriben o no los planteamientos de los “geógrafos críticos” –huela aclarar que habría que definir en primera instancia a ese grupo heterogéneo-, lo cual una vez más, lógicamente no se sostiene. Así mismo, debido a que el autor del texto hace una homologación directa entre los planteamientos teóricos del comunismo y sus expresiones históricas concretas es posible distinguir que su análisis es a todas luces insostenible, por ello se considera innecesario desdoblar más allá esa “crítica”. Pues es tan reducida que termina por ser uno más de esos tantos que pretenden hacer un análisis de las categorías a criticar, sin considerar primero la vigencia de las propias categorías que se utilizan , así como su significación y complejidad, pues cada una de ellas obedece a desarrollos concretos, cuya objetividad supera el sólo hecho de su significativa enunciación dentro de un reducido marco de interpretación. Es decir, su proyecto representa un revisionismo que pretende enfrentar categorías que se han superado entre sí, omitiendo los pasos lógicos y/o históricos a los que dichas categorías han obedecido si se pretendiese cuestionar dicha superación, o sin atender el marco de posibilidades y limitaciones propias a sus desarrollos epistémico-políticos.

El artículo en cuestión: http://ungeografosingeografia.blogspot.mx/2014/05/la-falta-de-contexto-de-harvey-al.html

Advertisements

¿Que opinas?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s