La censura o el poder en internet

Una de las cuestiones en las que más se ha puesto el ojo en la actualidad es sin duda al control en el ciberespacio en función al espacio territorial de cada uno de los países. Lo cual es sin duda una de las cuestiones de carácter geográfico que más nos debe intrigar, pues si bien se presenta aparentemente como una mejora significativa para la seguridad informática, en tanto al hacking, al spyware o incluso a los grandes mercados negros ocultos en los mares de pornografía, legal o no, que hay en las profundidades de la deepweb, lugares digitales pero espacios de poder al final del día, la realidad es que se presenta como una envestida significativa a dos cuestiones fundamentales desde el orden de la economía-mundo actual, el primero es claro, la piratería en tanto los derechos de autor que tanto ruido han hecho entre los dueños de los contenidos de consumo digital (fotos, videos, canciones, ebooks, etcétera.) y el segundo poco mencionado pero que ha demostrado su gran efectividad es sin duda la resistencia civil digital, algo que pareciese salido de lo más profundo de la imaginación de los hermanos Wachowski, pues con los eventos derivados de la acción organizaciones internacionales como Anonymus o de la resistencia que dio “libertad” a los pueblos de la primavera árabe (Egipto, Libia, Túnez, etcétera.).

Eso es sin duda un poco de lo mucho que se ha manejado superficialmente en tanto al control territorial de la web, pero no lo es todo, otro de los aspectos poco mencionados es el punto de vista estratégico en torno a Internet, pues el hecho de poder controla un gran número de servidores proporciona más poder en tanto a las demás económicas, pues como bien se sabe existe todo un negocio en torno a Internet, ¿o acaso pensabas que al usar Facebook no consumías?, ahora bien, el cómo explicar la importancia estratégica en tanto a Internet es algo complicado de entender, pero no imposible, imaginemos que el mundo es una gran mesa llena de bolsas con canicas, cada canica representaría un servidor lleno de información. Centrémonos en las bolsas de canicas de las potencias mundiales. Entre más canicas, más poder sobre la información de Internet se tiene, pero el que cada país tenga una bolsa llena de canicas no implica que los usuarios quieran respetar el sólo consumir de esa bolsa de canicas, es por ello que estos se mueven entre una bolsa y otra buscando la canica que más satisficiera sus necesidades de información, pues en términos actuales existe en tanto a Internet el llamado “metaconsumo”, en el que la información es el producto y el usuario el consumidor, ahora, ¿cómo se relaciona todo esto a las grandes bolsas de canicas?, pues se relaciona como si fuese una “alter-económica”, entendiéndose eso se procede entonces a el hecho de que controlar la información no sólo significa tener el poder sobre esa información sino sobre la economía ligada a ella, ¿pero qué importa entonces quién controle Internet, si lo importante es el dinero en torno a él?, puesto que la importancia es simple estrategia, quien controla los servidores controla de cierta manera la información que en ellos circula pudiendo bloquear a sus competidores, para entender esto hay que ver a los países ya no como Estados, sino como lo que son en realidad, grandes empresas que luchan por hacerse con el poder, y claro si ese poder reside en Internet ¡qué mejor! pues el consumo se ve reducido a la nada, si bien los productos digitales contienen información esa información es nada, incluso es inexistente en tanto a los viejos criterios de lo que es la realidad. Regresemos a las bolsas de canicas, que son empresas, empresas que se dedican a cuidar la espalda a otras empresas más pequeñas, las cuales son las canicas, para que el usuario común pueda consumir dichas canicas, entonces, entre más estable una bolsa de canicas, más canicas buscarán entrar a esa bolsa de canicas, más usuarios querrán dicho servicio y por tanto más poder estratégico darán a los países, sin duda todo un nuevo sistema económico en torno a Internet.

Es muy complicado saber qué repercusiones traería para el “mundo no digital”, por no decir real y caer en el vacio de definiciones teóricas que satisfagan la cuestión, es por ello que incluso aún hoy muchos países se oponen a ello, pues es claro, si eres una pequeña bolsa de canicas como lo es México, lo último que quieres es que exista un monopolio en torno a internet, pero si eres una superpotencia como China o Rusia es eso lo que buscarías, Estados Unidos podría entrar en esa dinámica, pero el problema es que debido a la gran deuda que tiene para con China, el ceder internet sería declarar una derrota más en tanto China, un dominio que por ahora el pueblo de los Estados Unidos no está dispuesto a ceder.

Advertisements

¿Que opinas?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.